jueves, 9 de mayo de 2013

Jugando a: King of Tokyo, 7 Wonders

Hemos pasado otro miércoles otra vez, nuevamente quedamos para echar algunas partidas, aunque esta vez no fueron tantas como otras veces a pesar de jugar a juegos cortos.

Entre los asistentes, al principio estábamos Felip (sorpresa), Edu, Forner y Xisco, mas tarde llegaría Pep, Maria Antonia y Mike.

Eramos cuatro y estábamos esperando a los demás por lo tanto era necesario un juego corto, saqué el King of Tokyo porque creí que a Felip le gustaría (no había jugado aún) y además quería estrenar la expansión "Power Up"que me ha llegado recientemente.


Explique las reglas rápidamente a Felip y nos pusimos a destrozar Tokyo, siempre habíamos jugado en que si dos monstruos estaban en Tokyo solo uno podía salir, pero al leer el foro de dudas descubrí que jugábamos mal.

Con las evoluciones el juego gana bastante y el uso de los corazones se incrementa, siempre buscando los tres corazones para evolucionar, en las partidas de ayer supongo que más que en las siguientes porque queríamos probar las evoluciones y las ansias de evolucionar eran mayores.
Fueron cuatro las partidas que cayeron ayer, empezamos cuatro pero iba llegando gente que se nos unía, Pep fue el primero, Maria Antonia llegó más tarde y el último fue Mike. Felip por contra nos dejó a las dos partidas.

En las partidas hubo menos tortas que otras veces, gran parte por la búsqueda de corazones, y eso que poder salir ambos monstruos de Tokyo a la vez creo que ayuda a que haya más daño al no tener que aguantar almenos un turno en Tokyo Bay a que salga el que esta en Tokyo.

Muchas partidas terminaron con victoria por puntos, por no decir todas...no recuerdo una victoria por KO ayer.

El juego creo que gustó más si cabe con esta expansión, aunque creo que vender el contenido de la expansión aparte en vez de meterlo ya en el juego base es un robo, un insulto más bien. El juego básico ya está preparado para la expansión, si hay alguna futura espero que valga mucho la pena porque si no paso.

Tras cuatro partidas invadiendo Tokyo ya no quedaba ningún edificio en pie, así que no tiene gracia seguir destruyendo Tokyo, ¿Que queda por destruir? Decidimos que era hora de cambiar el chip y ponerlo en modo "Construir" y sacamos el 7 Wonders, como el estropicio era grande decidimos que mejor ayudarnos de las expansiones Leaders y Cities.






Hubo explicación un poco larga explicando tantos símbolos  sobretodo porque Forner solo había jugado una vez al básico así que hubo que repasar estos también. Tras explicar los símbolos nuevos y las nuevas mecánicas empezamos la reconstrucción.

Al no haber jugado al Cities ninguna de las veces creía que iríamos muy cortos de dinero, por lo que escogí líderes que tuvieran poco coste y uno que me daba dos monedas cada vez que construía una carta gratis debido a una cadena de construcción, esa carta junto otra que me abarataba los costes de las cartas azules me inclino a intentar coleccionar cartas azules.

Elegí el líder de cartas azules más baratas para la primera época, después me dí cuenta que las cartas azules de esta no cuestan nada, al menos las que me llegaron....
Como mi maravilla necesitaba muchos recursos fui montando un buen abastecimiento de marrones, pude conseguir una amarilla que me permitía comprar los materiales grises a buen precio y no necesitaba de estos ni para la maravilla ni para futuras cartas, ya que esperaba poder comprar las pocas que necesitara.
Termine la primera época con pocas monedas, un buen número de cartas marrones, ninguna gris, solo dos azules que me habían llegado y una verde que construí por no tener mejor opción y daba opción a encadenar con una azul.
Para la segunda época elegí al líder que me daba monedas por encadenar cartas, lo que me salvó la partida.

Tenia escasez de monedas y había peligro de no pagar deudas futuras, de lo que me salvé muy justito porque empecé a recibir dinero de ventas de materiales, lo que a la postre me sirvió para comprar los que me hacían falta a mi. Una vez más tuve pocas opciones de construir cartas azules, me llegaron muy pocas. Construí una roja solo por encadenar, un par de azules más, otra verde que también encadenaba, alguna marrón más, una amarilla que me daba un recurso gris a elegir y empece con la maravilla ante la porquería que me llegaba al final. 

La partida no pintaba demasiado bien, no me llegaban azules, Pep que era mi vecino estaba lleno de azules y solo Edu, que estaba lejos, parecía ir a por verdes. Me hubiera planteado cambiar a verdes si no fuera porque me salia muy caro sin ninguna gris. En fin...al menos no voy falto de monedas...

Para la tercera elegí un líder que me da dos puntitos, total...el otro no lo veía factible.
La tercera época empezó bien, me llegaron unas cuantas azules de muchos puntos que pude construir,  otra carta verde encadenada, algunas negras de muchos puntos que también me salían a buen precio, conseguí diplomacia para esta ronda, terminé la maravilla...pero ninguna morada. Termine la tercera época con buen sabor de boca, optando a una buena posición en la puntuación final, al final quedé tercero.

Maria Antonia: 77 puntos
Pep: 75 puntos
Xisco: 66 puntos
Edu: 55 puntos
Forner: 50 puntos
Mike: 39 puntos