domingo, 10 de febrero de 2013

Reseña: Modern Art

Seguimos reseñando juegos, esta vez uno del famosísimo Knizia con una mecánica de subastas, un juego que a mi me gusta bastante a pesar de que el azar está presente.


¿De que va el juego?
La compra/venta de cuadros puede ser un negocio lucrativo si tenemos buen ojo para los negocios. Cada jugador debe intentar enriquecerse comprando los cuadros que cree que se revalorizaran o vender cuadros por los que se llevará un buen pellizco. 

Al finalizar la partida el jugador más rico será el vencedor.


Mecánicas
Existen cuadros de hasta cinco autores distintos, cada autor tiene un número de cuadros pintados (ningún autor tiene el mismo número de cuadros). Los cuadros vienen representados en cartas y cada uno de ellos está marcada por un tipo de subasta con el que se debe vender. Al principio de la partida cada jugador posee un número de cuadros en su mano que puede sacar a la venta (9 para cuatro jugadores).



Un jugador en su turno debe sacar a la venta uno de los cuadros, puede ser de cualquier autor. El cuadro que ponga a la venta tiene marcado el tipo de subasta que se utilizará para venderlo. Podemos encontrar:



Abierta: Todos los jugadores pueden pujar en cualquier orden.

A una vuelta: De izquierda a derecha, todos los jugadores pueden pujar solo una vez, terminando el jugador que a sacado a subasta el cuadro.

En el puño: Los jugadores hacen su puja en el puño y abren la mano a la vez.

Precio Fijo: El subastador fija un precio para el cuadro. De izquierda a derecha los jugadores pueden aceptar.

Doble: Debe sacar un segundo cuadro del mismo autor que marcará el tipo de subasta para venderlos a ambos.

Si un jugador gana la subasta el subastador gana el dinero ofrecido, a menos que sea el propio subastador el que compre el cuadro, en ese caso el dinero lo gana el banco.

La partida se divide en cuatro rondas. Una ronda termina en el momento en que se saca a subasta el quinto cuadro de un mismo autor, en ese momento se determina que autores han vendido más cuadros, los tres primeros se revalorizan y la venta ofrece ganancias, los otros dos sus cuadros no valen nada esta ronda.
En caso de empatar en el número de cuadros vendidos el autor que haya pintado menos cuadros tiene ventaja (Nex siempre gana los empates, Koriko siempre los pierde).

Revalorización:
1r lugar: +30
2o lugar: +20
3r lugar: +10
4o y 5o lugar: 0

Todos los jugadores están obligados a vender sus cuadros al terminar la ronda, ¡aunque no obtengan ningún beneficio! Los cuadros vendidos se descartan y se guardan en la caja. 
Antes de empezar una nueva ronda los jugadores reciben algunos cuadros nuevos para vender (excepto antes de la última ronda).

Final de la partida
La partida termina al jugarse cuatro rondas. El jugador más rico gana la partida.

Valoración:
Juego de reglas sencillas con bastante más miga de la que parece, debes tener buen ojo para prever que cuadros debes comprar y en que momento, además de saber vender los cuadros en el momento adecuado para que los demás jugadores te lo paguen a buen precio. Casi siempre sale más rentable vender el cuadro que comprarlo tu mismo, así que si quieres pasta elige bien.

Gran parte de los ingresos se obtienen en una buena venta de un cuadro, sobretodo si se trata de un autor que se a revalorizado mucho y estamos vendiendo la cuarta carta del autor en esta ronda, lo que le puede asegurar una victoria o en su defecto un segundo o tercer puesto. Es por esto que es importante las cartas que te toquen porque puedes tener cuadros de autores con los que vas a ganar dinero o no, además el tipo de subasta del cuadro influye, con algunas subastas se gana más dinero que con otras.

El desbalance marcado por el azar se acrecienta con las cartas de subasta doble, estas pueden desequilibrar la partida hacia alguien que pugna por la victoria si este tiene la suerte de poder vender un cuadro doble de un autor bien valorado, lo que se puede llegar a pagar por dos cuadros es mucho. Si en la partida tienes mala suerte y no te toca ninguna estas en bastante desventaja.

Por suerte las partidas son rápidas y aunque la suerte tiene su peso no te deja mal sabor de boca y estas pidiendo revancha, la rapidez de las partidas es un punto a su favor.


Puntuación: 6.5/10