lunes, 28 de enero de 2013

Reseña: Imperial

Ya es hora de reseñar el juego por excelencia en el grupo de amigos con los que suelo jugar, el juego que siempre piden, que no aburren nunca, con el que se acostarían si nadie les mirara (están obsesionados), estoy hablando del Imperial.



¿De que va el juego?
Seis potencias europeas pugnan por convertirse en la potencia de mayor fuerza, para ello deben mejorar su economía conquistando zonas neutrales y construyendo fábricas que ademas de mejorar su economía le permitirá construir unidades militares (barcos o tanques).
Nosotros los jugadores somos inversores dispuestos a sacar tajada de todos esto, para ello deberemos invertir en los países que creamos conveniente para obtener beneficio del progreso de esos países.

Tablero de juego


Mecánicas:
Empezando por Austria cada país va turnándose para hacer una acción, el jugador que tenga más dinero invertido es quien decide que acción de las posibles hace el país, por lo que controlar los países es buena idea para los jugadores. Esta mecánica hace posible que un país cambie de manos muchas veces, y este es el chip que los jugadores deben asimilar: el país no es nuestro, es solo una herramienta de la cual sacar provecho!

Las acciones que pueden hacer los países vienen definidas mediante un rondel, si, el Imperial es un juego con una mecánica del rondel.



Cada país puede avanzar hasta tres posiciones (en sentido horario) de manera gratuita, por cada posición extra debe pagar dos millones pudiendo avanzar hasta tres casillas extra, un total de seis posiciones. Cada casilla permite una acción, podemos encontrar como acción:

Factory: El país construye una nueva fábrica en una de sus regiones por un coste de cinco millones, cada región permite una sola fábrica, puede ser marrón (construye tanques) o azul (construye barcos). Cada región limita la fábrica que puedes construir.

Production: Cada fábrica puede construir una unidad, la fábrica marrón construye un tanque y la azul un barco.

Maneuver: Cada unidad tiene derecho a moverse hasta una región adyacente, aunque el movimiento entre regiones natales es gratuito.

Investor: El país reparte dividendos entre sus accionistas, todos los jugadores que tengan bonos del país reciben los millones especificados en cada bono. Si el país no tiene suficiente, el dueño debe poner dinero de su bolsillo.
Además, el jugador que tenga la tarjeta de "Investor" recibe dos millones del banco y tiene derecho a comprar un bono nuevo (de cualquier país) o cambiar uno suyo por otro de mayor valor. Después pasa la tarjeta al jugador de su izquierda.

Import: El país puede comprar hasta tres unidades, ya sean tanques o barcos, y colocarlas en una región natal.

Taxation: Es la única manera de ganar dinero para el país, se suma los ingresos del país (2 por cada fabrica, 1 para cada zona neutral que controle)

Una vez obtenido los ingresos totales se ajustan en la tabla impresa en el tablero, para cada posición que ascienda el marcador el jugador que controle el país obtiene un millón por su buen hacer.
Esta tabla tiene un numero relacionado, este número representa la fuerza que obtiene el país, la cual hay que sumar en el "track" correspondiente del tablero.









La potencia de los países marca el final de la partida, cuando uno llega a potencia 25 la partida finaliza y se hace recuento de dinero.









Final de partida:

Cuando un país tasa (taxation) y su potencia llega a 25 termina la partida. Cada jugador debe comprobar el valor de sus bonos y sumarle el dinero que tenga, el total será la riqueza que tiene. El jugador más rico gana la partida.

Cada bono tiene un valor que depende de la potencia del país al que pertenece el bono. Según la potencia se multiplica el valor del bono:
0-4 -> multiplica por 0
5-9 -> multiplica por 1
10-14 -> multiplica por 2
15-19 -> multiplica por 3
20-24 -> multiplica por 4
25 -> multiplica por 5

Se puede observar que la potencia final del país es muy importante, cada jugador deberá intentar invertir en los países que vayan mejor y intentar hundir en la misera a los otros.


Estrategia:
Hay varias estrategias a seguir, a las cuales voy a dedicar una serie de artículos para analizarlas ampliamente.
La primera la podéis encontrar aquí:
Tortugas, liebres y jabalíes

Valoración:
En mi grupo de juego todo son alabanzas para esta maravilla, si fuera por ganas de jugar estamos hablando del mejor juego del mundo, no hay día en que no pidan una partida y parece que no existe otro juego aparte de este. Todo ello deja un poco entrever la opinión que tengo del juego.

Un juego económico donde encontramos una mezcla bien combinada de manejo de dinero con invasiones y enfrentamiento directo entre países y intereses personales.

En tema de rejugabilidad seguramente lo habréis adivinado, en mi opinión muy alta.

¿Te gustan los juegos económicos? Este es tu juego
¿Te gusta guerrear? Este es tu juego
¿Te gusta putear? Este es tu juego

Todo esto y un poco más vas a encontrar en Imperial, pero dejemoslo claro, ¡estamos ante todo hablando de un juego económico!

Puntuación: 10/10